domenica, novembre 09, 2008

Soy una vieja cul...cof cof cof

Mi primo pablo me pidió que fuera su madrina de confirmación.
En realidad no es mi primo, es el hijo de mi prima y en realidad tampoco es mi prima porque nuestros padres no son hermanos sino primos pero como por el lado de mi padre la cosa familiar es bien escaza... somos todos primos y punto.

Bueno, mi primo que no es primo me pidio que lo enmadrinara en su confirmación de la fe catolica apostólica romana, claro que yo no soy ni católica ni apostólica ni romana pero ya a estas alturas del enredo creo que eso da lo mismo, él necesitaba alguien que lo acompañara en su proceso de sentirse parte de algo aun que sea inventado y yo que me siento alagada cuando me invitar a jugar con ellos le dije que sí.

Resumen: soy la guia espiritual de una cosa que no creo para el cabro chico con el que nos inventamos parentezcos.

Pero el punto no era ese, el punto era que hoy se juntaron todos en mi casa para celebrar el asunto, todos incluye a mi prima no prima ahora con su hijo mi ahijado y otro recien llegado al mundo hace 2 meses, su hermana, tambien no prima mia, con sus hijas rosadas, chillonas y ruidosas y su marido coliflor de closet (dioses, que hermes se haga el sordo por favor) además de mi padre, mi madre, mi hermano y yo.

Y si, definitivamente me cargan los niños, o más especificamente, me cargan las niñas.

Que una guagua de dos meses llore como enagenado pasa, es guagua, no habla, me altera, me enerva y como soy increiblemente torpe con esas cosas chicas lo quedo mirando todo el rato diciendole que porfavor se calle porque no le entiendo y los dos nerviosos no vamos a llegara ninguna parte, pero parece que alguno de los dos esta fuera de onda y no resulta mucho la negociación, pero que una cabra chica de nose, 5 años, sea tan, pero tan increiblemente rosadita, chiquitita, perfectita, creidita y florerita realmente me hace arrancar despues de un par de horas e ir a conversar con mi perra sobre el día increiblemente caluroso de hoy y como la injusticia hace que ella tenga que seder su lugar a una niña pesada, futura engreida diva pendeja ultrapesada.

Me siento increiblemente culpable que me caiga tan mal una niñita tan pequeña, pero es que de verdad, yo hago mi máximo esfuerzo para aguantar voces chillonas, gritos, niños corriendo por todas partes, caras de victima, manipulaciones, caprichos y toda la serie de actitudes propias de la infancia, especialmente de las feminas infantes, pero ella me sobrepasa.... ¡¡¡¿por qué tan barbie?!!!... maidi!!!!! donde estas?!!!!!

Bueno, luego de mi día familiar, estoy felíz de escuchar escuchar el silencio nuevamente.

2 commenti:

masterplan ha detto...

hahaha
ahy esta el punto en comun
yo tampoco tengo frecuencia con los broca cochi y eso q de cierta manera tengo 2 "
adoptados" jajaja
no eres vieja
mas bien encuentro q somos mas niños q otra cosa al ver q no tenemos paciencia con otros niños................

HadaConBotas ha detto...

ohhhhhhhhh!!! no lo habia pensado así nunca!! ... claaro....

aun que igual me gustaba la idea de la jubilación anticipada