sabato, gennaio 20, 2007

mi gacho favorito...

hoy, me esperaban a come, un pollo asado y unas papas fritas que mi padre preparaba cuando yo llegué del tren de diez para las nueve. tenía hambre, no había comido desde el almuerzo a eso de las dos y media, así que me senté y ataque el pollo con animo violento. pues bien, en ese momento me acorde que hoy dejaron en una de las excavaciones de donde estoy haciendo la practica, a un nochero, pero no es cualquier nochero, es mi viejo regalón.
es que yo creo que uno no puede evitar encariñarse más con alguien que con algún otro, en todas partes del mundo y con mayor razón si ese alguien es tu especie de ángel guardián que evita que te subas a los buses que te dejan quien sabe donde en la mina... que bajes en el bus que te deja quien sabe donde en rancagua y que siempre te ayuda cuando tienes hasta la más mínima tarea, con su cara feliz curtida por el sol y el viento y esa sonrisa con ojos brillantes que no puedes dejar pasar, ese es mi viejo regalón, que no me acuerdo de su nombre pero reconozco su cara en cualquier lugar y es realmente en cualquier lugar porque lo mandan del laboratorio (al lado nuestro en las oficinas) a uno de los frentes de trabajo al otro lado del cerro o, como ahora, a pasar el fin de semana en una silla de estas de colegio, en una casucha de cholguan, mirando que no pase nada con la excavación de al lado de la calle y que no se roben los conos, pasando 24 horas de corrido, sin aviso, sin plata extra, con comida a la rápida y ni una radio que le hable....
entonces yo me comí mi pollo en su honor, con culpa, porque me acorde de el todo el rato, de sus historias de cuando vivía en sewell, y el ahí, pasando frió y hambre, incomodo, ganando ni lo justo para vivir, respirando cáncer de ese humo de caletones insoportable...

mi viejo.... pucha... este fin de semana será absolutamente en su honor.

1 commento:

en.fin ha detto...

que liiiiindo T.T