sabato, giugno 17, 2006

Hasta que se acabó la lluvia...

Mi cumplida de año número 22 fue un tanto especial.
Fue un día hermoso, increíble. La noche anterior comencé a celebrar con el mejor té de jazmín que he probado en mi vida, regalado por alguien bastante especial y pedí mi deseo egoísta correspondiente: tormenta.
Y los dioses me dieron su regalo, aunque no fue tormenta fue lluvia de la buena, y a pesar del mal genio de mi profesor de turno se me pasó la mañana tan rápido que sin darme cuenta estaba en el metro con mi amigo don guión que me acompañó a comprar mi autoregalo, la lana para el chaleco más lindo que me han dado ganas de tejer y como si no fuera suficiente, mi medieval amigo me regala el libro que tanto perseguí.
Así siguió mi día, cargada con lana rosada y la naranja mecánica, rodeada de felicidad del convalidado's team y papas fritas con Amelei y Fran, la lluvia que seguía y yo feliz disfrutando, ¿qué más podría pedir? travesía por Santiago buscando botas de agua lindas para una linda persona, perdidas en las micros amarillas hasta que se acabó la lluvia... sí, se acabó la lluvia.
Del resto de la historia solo prefiero recordar que por primera vez en muchos años tuve torta de cumpleaños, y alguien que me regaló una sorpresa, o al menos tubo la intención de darme un hermoso día de su parte, intención... mucho más de lo que recibí durante mucho tiempo.

2 commenti:

Darius ha detto...
Questo commento è stato eliminato da un amministratore del blog.
Darius ha detto...

.
Habrá sido muy lindo su cumpleaños, pero no crée que ya es tiempo de actualizar este blog? =P

Un saludo. Take care niña pseudo alternativa. ;)